Gallardo Capitán

A veces te veo a la distancia, desde lejos y me imagino que eres el hombre que soñé un día. El gallardo capitán de siete mares que podía sostener mi barco en la tormenta más extrema, llevarme a cruzar los océanos más lejanos y mostrarme los encantos escondidos del mar. Hoy con mi barquita endeble, perdida en medio de la nada, sin islas ni playas ni estrellas, nuevamente te extraño y te imagino como cuando te quise y me quisiste.

Pactos Solitarios- Lucrecia Maldonado

“Qué ganas de nada. […] Qué ganas de dormir durante meses, años, o para siempre, si eso fuera posible sin morir. […] Por lo pronto, qué ganas de quedarse ahí, en la penumbra del dormitorio en donde parece que nunca más va a amanecer.

“Sin poder guardar ningún tipo de compostura, Laura ha visto el inicio del derrumbe, ha sentido en su inerior un removerse de estructuras, una rotura de paredes, un sordo y apocalíptico rugido de la tierra.”

[…] Vacia como el mundo al otro día del fin del mundo.”

“Entonces es preferible y mejor que todo seguir con la cara seria, aguantando, soportando, fingiendo que no importa, que no duele, que no es nada, aunque importe, duela y sea todo lo que ocupa el pensamiento durante el tiempo que duran las clases.”

Pactos Solitarios. Lucrecia Maldonado. 2007. Alfaguara. Grupo Santillana Ecuador.