“Los personajes no nacen como los seres humanos, del cuerpo, de su madre, sino de una situación, una frase, una metáfora, en la que está depositada, como dentro de una nuez, una posibilidad humana fundamental que el autor cree que nadie ha dicho aún nada especial. […] Los personajes de mi novela son mis propias posibilidades que no se realizaron”.
Milan Kundera
La Insoportable levedad del ser.

Tengo, como diría una profesora, “ochorrocientas” cosas que leer con suma urgencia para plazos al estilo “ayer”, pero no he podido contenerme de terminar de leer esta novela que me llamó hace dos semanas desde el estante de la librería. Por lo tanto, una vez más, y para angustia de mis horas venideras, aplazo lo urgente, aunque bien ha valido la pena.

Además, por más urgente que sea la lectura del informe del Consejo de la Mujer, en una dulce tarde de lluvia como esta, es imposible no dejarme llevar en los dulces brazos de una novela como esta.

La prisa vendrá luego.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s